viernes, mayo 13, 2011

reminiscencias

Vulnerables
inocentes que se escapan
a esconder de las miradas
pa vestirse de culpables

celebremos la batalla
en silencio entremos
que sean íntimos los versos
que la luna nos delata

el temor escondido
tibiamente bajo tu falda
permitamos ahora mismo
se nos vaya

las flamantes primicias
que tu cuerpo me regala
para eso traje labios y la prisa
pa atraparlas

sangremos de una vez
que la herida es de los dos
consumamos  ya la sal  
que dentro nos aguarda

miércoles, febrero 02, 2011

ventisca lejana

Comienzas por odiar el aire que respiras
y temer a las ráfagas de anhelos
y dudas que te asombran

luego, desearás alargar la noche
más allá de donde te alcanza la lluvia
hasta lograr entender que estás atrapada

enamorada, desnuda y primaria
sobre los helechos de unas palabras
y bajo la luna perfectamente incendiada

quizá después, querrás comprender
cómo es eso... que tu amor naufraga
en una ventisca tan lejana de versos

y por fin lograrás atrapar con las manos
mi vasija de silencios entre el cielo y el mar
para llenarla de tu sed, palmeras y relámpagos

sábado, diciembre 04, 2010

como una esfinge

Si tú fueses la esfinge egipcia
o como alguna figura griega
y la luz de esa luna suficiente
para aceptar mi derrota ante ti
yo empezaría a negociar mi entrega

dame la oportunidad de alcanzarte
para convertirme en tu gerifalte
dame la cadencia de tu amor secreto
para amarrarme a tu aliento

dame golpes bajos
dame besos largos
o breves
dame besos siempre

sábado, octubre 30, 2010

penélope

El tiempo deja violetas
sobre la luz de tu ventana abierta

tu corazón de bronce
y  hojalata
apenas se despierta
y en tu reloj ya son las once

se pasea tu pensamiento
presuroso entre árboles redondos
y un perfume de azahares
llega y convoca la tristeza
y a tu belleza frente a un espejo

mil golondrinas de mayo
cantan en las palmas de tus manos
canciones tristes y ciertas
y tu sonrisa se desmaya

el amor va tejiendo en sus redes
un frágil silencio que apenas sostiene
tu verbo azul
sobre el campo vestido de gris-verde
sin que lo entiendas tú

penélope
tu alma es la que gime
contra los muros de tantas latitudes

tú eres como la luz de otro crepúsculo

olvidado poema de amor nocturno
como luna llena flotando sobre los abedules

sábado, octubre 02, 2010

vos

¿Habrá otro mes de septiembre 
tan copioso de sonidos, de botellas vacías  
y de empalizadas incendiadas?

este mes, tú me has enseñado unas palabras 
que no podrán jamás convertirse en olvido 
porque huelen al maíz de tu alfabeto

¿volverán a ser contadas las estrellas 
con tu cuerpo de número,  de pájaro celeste 
que sin sangrar se deshace entre las manos?

¿anclaremos nuestros sueños no renunciados
en las costillas plenas de la luna 
de alguna otra madrugada?

¿se calmará esta distancia en los hombros pequeñitos 
de tu risa y al acecho mágico, tu voz
será mi relámpago ascendente?

¿atraparán
a todo este desamparo
las manos tibias de otra aurora?

este barajar de mes amarillento
eco extraño sobre la herida abierta, seca
rasguño, pellizco, risa labrada, siempre vos

llegan unas letras migratorias 
a mi garganta y el miedo a perderte 
me sumerge en estos versos 

sin hallazgos y sin tus labios para atrapar a la luna
he contado otra vez
todas las horas al sur de mi alma

errática como la primera vocal de septiembre  
en nuestro idioma misterioso.  sin tu flota de besos 
de nueve en nueve, cuesta entender que ya se va

este mes me ha dejado sin vocales 
y fuera de un combate por la hora que sueñan los crepúsculos
mirarte a vos

martes, septiembre 21, 2010

noche impune

-"Quisiera ser capaz de entrar en la luz de las cosas que escribes
ser capaz de parecerme más y más a tu letra i de inequívoco"

(ah, vaya palabras las tuyas ante la inocencia de unos versos
-dejados aquí- sobre la mesa
junto al vaso vacío, casi secretamente)

"yo quiero crecer –me decías- como esa luz de luna transoceánica
hasta tocar tus fronteras, tus consignas
hasta tocar tu boca, soplar el pedestal de tus palabras
ser astilla despiadada -como el vidrio en tu pie de hace un mes-
y clavarme para siempre en tu orilla"

yo, que sólo quiero acampar como una sombra esquelética
en la orilla de un sueño tuyo para despertar con guirnaldas
con fragmentos de lo que sea...
para multiplicar al sol en tus ojos y disemines colores

quiero ser una franja de tu nostalgia, de tu país, de tu risa
para coleccionar tus tardes de ensueño junto a las mías color naranja
sobre el techo mas peligroso de la alegría

pero aquí la noche sigue impune. por décima vez veo en tv “mujer bonita”
y pienso en el aliento, seguramente a pepsi cola de julia roberts
y en tu puerto en río de la plata de donde deben colgar pausadas
unas nubes, en las tardes donde quisiera sudar yo, estas palabras

ahora es media mañana y en la distancia
per gessle me despierta con su invitación: “c´mon, join the joyride”
vaciándose desde un stereo también distante
mi pie más izquierdo (despierto antes que yo) sigue el tono de la melodía
y en medio de la letra hermosa
en inglés duro, me doy cuenta que te extraño

un, dos, tres cafés
sin encontrar la cucharita para el azúcar
escribo esto y doy todo sueño por perdido

viernes, septiembre 17, 2010

lourdes

Con los besos tan contados
pero detrás de la puerta
pedías al sol que se fuera
y lo amenazabas con piedras
pa quedarte sola con la noche
sola, sin luna, corazón ni estrellas

con la sonrisa destartalada
indócil y tan elegantes ojeras
con tu voz lisonjera
ibas vociferando la estrategia
pa encontrar el amor perdido
aquel de las miradas tiernas

cruzando y descruzando tus manos
enredabas finamente las palabras
vaya paz, cuando andabas perfumada
descalza, abrazando flores blancas
y al rocío de las mañanas.
anarquía total: pan dulce con agua
de limón en las madrugadas

un día, el amor se extravió entre tus piernas
jurabas que se fue a vietnam, a la guerra
que de maracaibo partió para venezuela
en avión se marchó pero se llevó tu bicicleta
una tardecita de abril, cuando lo esperabas
con todas las ganas y con el alma abierta

-¡lourdes tiene un novio!
-¡lourdes tiene un novio!
ah, muchachos de la barriada...
maldecías y nos mirabas
mientras te crecía la rabia
sabíamos te subirías la falda
y que voluptuosa te irías
pero mostrando las nalgas
desde la primera esquina
hasta la mitad de tu espalda

adiós... amor de mis amores
vuelve pronto, lourdes vargas

domingo, septiembre 12, 2010

saturando la vida

Llegas con todas tus roturas y se narcotiza la noche y tú:
hila que hila, saturando mi vida de tiernos nudos

última ceremonia de esta noche -oficio de los insomnios-
el sueño ya consumido, raudal desde tu boca al abismo

desbordada como una cifra en el mar. metros redondos
alba en las alforjas y botón de blanca luna
así te concibe mi corazón esta noche salpicada de recuerdos

el mundo mío cabe en ti, pero no importa ya
es este golpe permanente de la melancolía evocando tu transitar
de mujer bajo la lluvia, para que la noche gane su olor a vainilla

todavía resbalan de tu cuerpo todos mis minutos y puedo verte:
inedita, ingrávida, de tinta fresca. ni siquiera diez soles podrán borrar
la sombra que tus pasos han dejado en mi desierto

eres noventa por ciento del polvo que llevo encima y el resto de mí
son tus lunares hechos deseos, tu oficio recién descubierto
en mi lado izquierdo y tus cosas simples hechas versos

sin respuestas. ya sin tus círculos para adorar
ando como andan los gatos a punto de saltar sobre la luz
¿me perdonas?, es que esta noche ando anegado de tu ausencia

sábado, septiembre 11, 2010

amarte

Amarte
y sembrar en ti todos los besos que sueñes
en tus márgenes secos, en tu cara sobre mi espejo
en tus cauces tibios y en lo geométrico que dejen
tus formas matinales en el colchón donde duermo

amarte
como quién vive ahora su mejor aventura
como quién llega luego de andar perdido
sofocado y harto de una existencia oscura
voy a navegarte hasta que seas mi abismo

como lluvia de verano, tú lo abarcas todo
corre hacia mis brazos y sostén este silencio
conviértete en el río al que por sed me asomo

caracola de luz que vienes a mi tan lento
me dan ganas de gritarte que te apures
para que me ayudes, a detener al tiempo

allí van por ti mis palabras solapadas, extraviadas
y gobernadas por estas ganas de tenerte cerca
a solas, entre el viento y la luna en llamas

sábado, abril 03, 2010

las muchachas de praga

Llegan desarmando la brisa
contra la piel de sus ansias
que se asoman ya desvestidas

con los ojos bien alunados
gritando: ¡la noche se fuga!
con el volumen de colegialas

no hay un beso que valga
en las mejillas manchadas
la piel desgastada
y desaprendida de lágrimas

ni quien borre a la lluvia
con una mano y ya desnuda
cuelgue sus bragas negras
en la candidez de la luna

y las muchachas de praga
llegan con cuerpos llovidos
y sus impacientes miradas
pintando arco iris nocturnos
con palabras acarameladas
sobre los setecientos muros
de catorce suspiros
y treinta y nueve miradas

miércoles, marzo 17, 2010

mapa zodiacal

Cómplice mía. -¿es que siempre vas a andar sonriendo 
y descalza por esos vagones descarrilados de mis recuerdos?

-¿es con esa cara de milagro recién editado, trepando por palabras 
y rayando en los abismos de luna, en los que siempre he naufragado yo?

-¿será que el amor sólo fue un huésped necesario y nada más
en nuestras conversaciones con café?

te cuento que... aquella alambrada completa de tu risa
definitivamente se me hizo cicatriz, nostalgia

tu voz de fuente desbordada y tus notas en lápiz sobre calendarios azules
por aquí andan transplantando versos todavía

las tibias esquirlas en lo que siempre fue tu triangulo para el ardor
son cenizas sobre el almanaque de mis ansias ya doblegadas

y al final... ¡perdóname!
es que no siempre pero con el tiempo siempre
sólo fuimos libra y capricornio en el mapa zodiacal de la carne
pájaros que huían. sombras tropezando. ganas resbalando 
sobre el piso enjabonado de unos sueños que ya estaban consumidos

sábado, enero 30, 2010

extraña estatura

Para el amor que por vos yo siento
aquí tengo esta extraña estatura
de delirios que por momentos
parecen resumirse en culpas
y en dudas que desde luego
advierto yo, todas son tuyas

decíme vos, si en el desierto
culpable es la luna de andar desnuda
o es que acaso la engaña el viento
al soplar su falda entre las dunas
y ella se deja preñar de sueños
pa después contarnos su aventura

contáme que viene silbando el viento
a la luna en esta madrugadita oscura
y ya olvidáte vos por un momento
que el amor se acaba mientras perdura
miráme a los ojos que estoy sediento
y quiero beber el agua de tu ternura